Google maps twitter E-mail facebook
Clínica Ricardo Muñoz Blog

Entrada etiquetada ‘raspador lingual’

7 abril, 2014 Consejos de higiene oral

Hoy cedemos este espacio del blog a Tamara, nuestra higienista dental, que nos da unos consejos prácticos sobre higiene oral.

La higiene bucodental es uno de los actos que debemos incorporar a nuestros hábitos diarios, tiene como objetivo la eliminación de la placa bacteriana (biofilm) que se adhiere a los dientes y es el pricipal foco de las enfermedades bucodentales. Para ello debemos cepillarnos tres veces al día durante un mínimo de tres minutos, siendo el cepillado de la noche el más importante, ya que mientras dormimos disminuye la secreción de saliva, un agente que nos protege contra las bacterias. Debemos cepillarnos con pasta dentífrica fluorada, pero con poca cantidad, para asegurarnos que nuestros dientes quedan totalmente limpios, ya que utilizando mucha cantidad de ésta no nos permite ver si lo estamos haciendo bien o no.DSC_0726

Con respecto a la técnica de cepillado, debemos saber que no existe una técnica única que sea ideal para todas las personas, ya que ésta viene determinada por la morfología de la dentición, la destreza manual del paciente, etc. Cualquier técnica bien utilizada es válida siempre que sea realizada de manera suave, lenta y cuidadosa. Normalmente se aconseja apoyar las cerdas del cepillo con una angulación de 45º en la unión diente-encía, realizando movimientos circulares suaves, sin olvidarnos cepillar de igual forma las caras internas y las caras masticatorias de todos los dientes.

No debemos olvidar la limpieza de la lengua; los limpiadores o raspadores linguales facilitan este trabajo, aunque también puede hacerse con el cepillo de dientes. Se debe limpiar la lengua de atrás hacia delante para arrastrar restos de comida, mucosidades, bacterias, etc.

Al elegir nuestro cepillo de dientes es mejor que el tamaño del cabezal sea pequeño, para llegar bien a las zonas posteriores, y que los filamentos sean suaves, para adaptarse mejor a la anatomía dental y no ser abrasivos.

El cepillo debe cambiarse cada 2-4 meses dependiendo de su desgaste. Un cepillo desgastado no realiza una adecuada eliminación del biofilm oral.

El enjuague bucal o colutorio es un buen complemento a la pasta dentífrica, es una solución líquida que puede contener flúor si el colutorio está destinado a la prevención de la caries, o agentes antisépticos o cicatrizantes si se destina la prevención de la gingivitis. Los colutorios son un complemento en la higiene dental, pero nunca un sustituto del cepillado dental. Su uso es muy importante en postoperatorios, en casos específicos como el de los portadores de dentaduras postizas, o en casos extremos en que sea dificultosa la utilización del cepillo.

keep calmLa seda dental o los cepillos interproximales son muy importantes, ya que la placa bacteriana tiende a acumularse en zonas interdentales y bajo las encías, siendo uno de los principales causantes de la enfermedad periodontal. Es importante eliminarla para mantener la encía sana. La forma de hacerlo es cortando unos 50cm de seda dental y anudarla en los dedos corazón de ambas manos, la deslizamos entre los dientes ayudándonos de los dedos índices y pulgares hasta llegar a la línea de las encías. Rodeamos los laterales de cada diente moviendo el hilo hacia arriba y hacia abajo hasta conseguir eliminar los restos acumulados.

Utilizar reveladores de placa hacen que el biofilm oral se haga visible, facilitando así el cepillado (recomendado en niños para iniciarlos en éste hábito).

La visita al odontólogo no debe realizarse sólamente cuando tenemos alguna dolencia o afección. Es aconsejable acudir a la consulta al menos dos veces al año como medida preventiva para una revisión completa. Una caries incipiente u otras anomalías pueden ser diagnosticadas en su inicio, evitando así cuadros mucho más serios y molestos.

Si queremos una boca sana, cuidémosla día a día, tenemos solamente una.